Loading...

El romance del Enamorado y la Muerte

Ya que Páginas muertas es un apartado de oscuros poemas
relacionados con el amor y la muerte.
Supe desde el primer momento que tenía que introducir este poema.
“El enamorado y la Muerte”.
Como te abras imaginado el final del poema es trágico,
pero es precioso.
La lastima es que no se sabe quién lo escribe.

EL ENAMORADO
Y LA MUERTE


Un sueño soñé anoche, soñito del alma mía,
soñaba con mis amores, que en mis brazos los tenía.
Vi entrar señora tan blanca, muy más que la nieve fría.
-¿Por donde as entrado, amor?
¿Cómo as entrado, mi vida?
Las puertas están cerradas ventanas y celosías.
_ No soy el amor, amante: soy la Muerte.
Dios me envía.
_ ¡Ay, Muerte tan rigurosa, déjame vivir un día!

- Un día no puede ser, una hora tienes de vida.

Muy deprisa se bestia, más deprisa se calzaba;
ya se va para la calle, en donde su amor allí vivía.

_ ¡Ábreme la puerta, blanca, ábreme la puerta, niña!
_ ¿Cómo te podré yo abrir si la ocasión no es divina
Mi padre no fue a palacio, mi madre no esta dormida.
_ Si no me abres esta noche, ya no me abrirás querida;
la Muerte está anda buscando, junto a ti vida sería.
_ Vete hacía la ventana donde labraba y cosía,
te echaré un cordón para que subas arriba,
y si la cuerda n alcanzare, mis trencas añadiría.
La fina seda se rompe, la Muerte que allí venía.
_ Vamos enamorado, que la hora ya esta cumplida.


Anónimo

lunes, 23 de agosto de 2010 en 5:10

0 Comments to "El romance del Enamorado y la Muerte"

Publicar un comentario en la entrada